«

»

may 11

ESTRABISMOS

Se define el estrabismo como la desviación manifiesta de un eje ocular en relación con la posición que debería adoptar cuando el otro fija un objeto.

Existe ortoforia cuando ambos ejes visuales efectúan intersección a nivel del objeto fijado, de forma que su imagen se proyecta en la fóvea de cada ojo. De este modo, el mismo objeto es visto simultáneamente en cada ojo bajo un ángulo distinto debido a la distancia interpupilar. La fusión en la corteza occipital de esas dos imágenes ligeramente diferentes en una imagen única da lugar a la visión estereoscópica, que da la sensación de relieve o profundidad, característica fundamental de la visión binocular normal.

Para que exista ortoforia en las distintas direcciones y distancias de mirada, es necesario un correcto funcionamiento del aparato neuromuscular oculomotor. Cada ojo dispone de seis músculos, cuatro rectos, lateral, medio, superior e inferior, y dos oblicuos.

el Recto lateral está inervado por el VI par y realiza la abducción. Movimiento hacia afuera.

El Recto medio está inervado por el III par y realiza la aducción. Movimiento hacia adentro.

El recto superior está inervado por el III par y y realiza elevación, máxima en abducción, inciclotorsión y aducción.

El recto inferior está inervado por el III par y realiza depresión, máxima en abducción, exciclotorsión y aducción.

El oblicuo inferior está inervado por el III par y realiza exciclotorsión, abducción y elevación, máxima en aducción.

El oblicuo superior está inervado por el IV par y realiza inciclotorsión, abducción y depresión, máxima en aducción.

Estrabismo o tropia es la alteración del aparato oculomotor caracterizada por la desviación manifiesta de un eje ocular en relación con la posición que debería adoptar cuando el otro fija un objeto. Es un problema frecuente en niños, afectando entre el 2 al 5% de la población preescolar.

Las desviaciones oculares que ocurren durante el primer mes de vida, consecuencia de la inestabilidad oculomotora, no indican necesariamente la presencia de una anomalía. Sin embargo, aquellas que persisten después de los 2 a 3 meses deben considerarse patológicas.

Foria es la tendencia latente a la mala alineación ocular. La desviación aparece sólo con maniobras disociativas que dificultan la fusión, como la oclusión de un ojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>