«

»

dic 27

AGUDEZA VISUAL.

La agudeza visual tiene el propósito de medir la claridad de visión o la habilidad del sistema visual de percibir detalles. La agudeza visual de un paciente dependerá de la precisión del enfoque retiniano, integridad de los elementos neurológicos del ojo y de la capacidad interpretativa del cerebro.

Una vez realizada la anamnesis y  historia del caso del paciente, se procederá a realizar la agudeza visual.

Existen numerosas maneras de medir la función visual del paciente, dependiendo de las circunstancias se deberá determinar el mejor método como por ejemplo con bebés, niños, pacientes de baja visión, analfabetos.

El equipo utilizado será un proyector de optotipos de agudeza visual u optotipos de pared, aunque últimamente ya se empiezan a utilizar también monitores con diferentes tipos de optotipos. También serán necesarias las tarjetas con textos u optotipos de cerca, oclusores y lámparas o linterna.

Al paciente se le medirá primero la agudeza visual sin corrección (sc) y en caso de utilizar algún tipo de corrección, también se le tomará la agudeza visual con su corrección habitual (csc).

Normalmente será el paciente el que sujetará el oclusor, ya que la toma de la agudeza visual se realizará primero con un ojo y luego con el otro, acabando binocularmente.

Se presentarán optotipos de forma creciente desde 0,4 a 1.2. De menor grado si el paciente no es capaz de discernirlos.   

Se observará siempre al paciente, nunca al optotipo, para eso es necesario que el optometrista memorice las letras del optotipo.

Decir al paciente que se tape primero el ojo izquierdo, pero que no lo cierre.

Pedir al paciente que lea las letras más pequeñas que pueda, si no puede leer ninguna de las letras proyectadas, cambiar a una línea más pequeña.

Animar al paciente a que lea las letras aunque tenga que adivinarlas. No continuar si falla más de la mitad de las letras de una fila.

Repetir la secuencia con el otro ojo.

En los casos que el paciente no pueda leer las letras mayores que tenemos en el optotipo, haremos que este camine hacia él hasta que lea la letra más grande y anotaremos esta distancia.

Si no es capaz de identificarla a ninguna distancia, se iniciará una secuencia de pruebas para determinar la capacidad de discernir del paciente.

Cuenta de dedos (CD). Se presenta una serie de dedos de la mano a una distancia de unos 30 cm. y preguntar al paciente cuantos puede ver, estos se van alejando hasta que el paciente no sea capaz de identificarlos y volver al punto donde realizó la respuesta correcta, anotaremos esa distancia.

Movimiento de manos (MM). Usar la mano en movimiento como punto de fijación, y preguntar al paciente si es capaz de ver la mano en movimiento. Se comienza a una distancia de 30 cm. e ir alejándose hasta que el paciente no pueda ver la mano. Luego volver al punto donde su respuesta era correcta. 

Proyección de luz. Sosteniendo una linterna en distintas áreas del campo visual a una distancia de 50 cm. del paciente. El paciente tiene que señalar en cada momento donde está la luz anotando las áreas donde tiene visión.

Percepción de luz (PL). Dirigir directamente la luz hacia el paciente y preguntar si la puede ver.

Se repiten estos pasos para la medida de la agudeza visual de cerca teniendo en cuenta que la tarjeta de cerca tiene que tener una buena iluminación. La fuente de luz tiene que estar por encima o un poco por detrás del paciente y tener cuidado que la luz no esté dirigida directamente a los ojos del paciente.

El paciente tiene que sostener la tarjeta a la distancia apropiada según la tarjeta, normalmente a 40 cm. como es el caso de la escala reducida de Snellen, pero en algunos casos puede ser a 33 cm. como ocurre con la tarjeta de lectura de Jaeger.

Al anotar la agudeza visual utilizaremos las siglas AVcc en caso de tomarla con el paciente corregido, si se toma sin corrección se utilizarán las siglas AVsc. Si el paciente utiliza lentes de contacto se marcará como AVlc.

Se anota cada ojo por separado, utilizando la abreviatura OD para el ojo derecho y OI para el izquierdo, y AO para ambos ojos.

Anotaremos primero la agudeza visual de lejos y luego la de cerca.

Anotaremos la fracción de Snellen y/o el tamaño de letra más pequeña que pueda leer más de la mitad de letras de una fila.

En caso de que pueda leer alguna letra de la fila siguiente, añadiremos a la fracción un signo + y el número de letras que ha podido ver.

Si falla alguna letra, añadimos a la fracción un signo – y el número de letras fallado.

Se debe anotar también la calidad de respuesta del paciente, si es lento, impreciso, parpadeo constante.

En el caso de que el paciente tenga que caminar hacia el optotipo, anotaremos la distancia en la que a podido ver la letra en el numerador y el tamaño de la letra en el denominador.

En caso de no poder leer ninguna letra se medirá la agudeza visual con las otras técnicas y se anotarán de la siguiente manera:

Cuenta de dedos- CD a x distancia.

Movimiento de manos. MM a x distancia.

Proyección de luz. Anotar las áreas del campo visual sin afectar.

Percepción de luz. PL.

No percepción de luz. NPL.

Como norma general se considera correcto una agudeza visual de 1 o mejor.

No debería haber una diferencia mayor de una línea entre un ojo y otro.

Se debe tener en cuenta cualquier anormalidad de la agudeza visual durante todo el examen y explicar su causa en la lista de problemas y tratamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>