«

»

sep 06

Clasificación en el estrabismo

Estrabismo

Tipos de estrabismo.

Siguiendo con los temas dedicados al estrabismo, nos centraremos en esta entrada en la clasificación de estos:

Existen diferentes parámetros por los que se pueden clasificar los estrabismos:

Por la presentación de la desviación:

– Seudoestrabismo: Intermitente: forias. Persistentes: Tropias.

Por la presencia o ausencia de parálisis de los nervios craneales:

– Estrabismo paralítico: III, IV y VI pares craneales.

– Estrabismo no paralítico.

Por la dirección de la desviación:

– Convergente o endotropia: Acomodativo o no acomodativo.

– Divergente o exotropia: Primario – intermitente o constante -, Secundario o postquirúrgico.

– En el eje vertical: Hipertropias, Hipotropias, desviaciones verticales disociadas.

Una manera facil de clasifical los estrabismo es si la desviación es constante, si existe parálisis de la musculatura extrínseca del ojo y dependiendo de la dirección de la desviación.

Debemos distinguir los estrabismos de los seudoestrabismos, que son desviaciones aparentes pero no reales. Nos podemos encontrar las seudoendotropias, cuando en apariencia el ojo se desvia hacia el lado nasal, que suele aparecer en niños de puente nasal ancho y plano, con plieges de piel y epicantos prominentes, y la seudoexotropia, cuando el ojo parece que se desvía hacia temporal, sobretodo en niños con hipertelorismo.

También es frecuente encontrar en niños en etapa de desarrollo forias altas que se pueden confundir con un estrabismo intermitente, ya que a veces es facil que se descompensen, sobretodo en niños en edad escolar, manifestando problemas de lectura o a la hora de ajustar el enfoque y la convergencia en los pasos de mirada de cerca a lejos y viceversa, las forias pueden requerir tratamiento en casos de sintomatología, siendo este diferente (terapia visual, prismas, refracción óptica), según el grado y tipo.

En caso de encontrarno una desviación constante, intermitente o alternante la denominaremos tropia, definiendose como endotropia al estrabismo convergente, exotropia al divergente, hipertropia al ojo elevado e hipotropia al ojos desviado hacia abajo.

En virtud de si existe o no una parálisis de la motilidad ocular los podemos clasificar en estrabismos paralíticos, con limitación del músculo afecto, diplopia a veces compensada con tortículis o con cierre del ojo afecto y variabilidad del ángulo de desviación según la dirección de la mirada. Los estrabismos no paralíticos está presente cuando el ángulo de desviación es el mismo en todas las direcciones de la mirada, pudiendo variar con las distancias.

Por la dirección de la desviación encontramos los estrabismos convergentes o endotropias, donde encontramos la forma congénita que se produce desde el nacimiento a los 8 meses, presentandose en mucho casos como una tropia alternante, pero sin poder usar los dos ojos de forma coordinada. Y la forma divergente o exotropia, que pueden ser intermitentes o constantes, se suelen manisfestar más acusadamente en casos de fatiga, enfermedad sistémica, falta de atención visual y luz intensa. En condiciones de luz extrema el paciente suele cerrar siempre el ojo afecto, la desviación suele ser mayor en visión lejana. La miopía generalmente está asociada a la exotropia y exoforias elevadas, por los que en ese caso se corrige totalmente.

Las desviaciones verticales son menos frecuentes denoinandose hipertropia cuando el ojo se desvia hacia arriba e hipotropia si es hacia abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>