«

»

nov 25

CONJUNTIVA

 

Estructuras conjuntiva

Estructura: delgada membrana mucosa de aspecto normalmente brillante. Forma el saco conjuntival junto con la superficie de la córnea. La conjuntiva bulbar está débilmente unida a la esclera y más estrechamente unida al limbo de la córnea. Ahí el epitelio conjuntival se fusiona con el epitelio corneal. La conjuntiva palpebral tapiza la  superficie interna del párpado y está fuertemente unida al tarso. La conjuntiva palpebral suelta forma un  pliegue en el fórnix conjuntival, donde se une a la conjuntiva bulbar. Un pliegue en forma de media luna, la plica semilunatis, se localiza en la esquina medial de la hendidura palpebral. Éste limita con la carúncula lagrimal, que contiene pelos y glándulas sebáceas.

En el saco conjuntival se realizan tres cometidos principales, la motilidad del globo ocular, deslizamiento y protección.

La débil conexión entre la conjuntiva bulbar y la esclera y el tejido conjuntival redundante en los fórnices permite que el globo ocular se mueva libremente en cada dirección de la mirada.

La superficie de la conjuntiva es suave y húmeda para permitir que las membranas mucosas se deslicen indolora y fácilmente. La película lagrimal actúa de lubricante.

La conjuntiva debe ser capaz de proteger contra agentes patógenos. Bajo la conjuntiva palpebral y en los fórnices, se localizan acúmulos de linfocitos y células plasmáticas en forma de folículos que son nódulos linfáticos del ojo. Sustancias antibacterianas, como las inmunoglobulinas, el interferón y las prostaglandinas, ayudan a proteger el ojo.

La conjuntiva bulbar puede ser valorada por inspección directa bajo un foco de luz. Normalmente debe ser brillante y transparente. Las otras partes de la conjuntiva no son visibles normalmente, no obstante pueden ser inspeccionadas mediante eversión del párpado superior o inferior.

Se pueden visualizar los defectos y desgarros en la conjuntiva y la córnea aplicando una gota de colorante de fluoresceína o de rosa de bengala e inspeccionando el ojo bajo iluminación azul cobalto.

La eversión del párpado es un método importante de exploración en los casos que es necesario limpiar o irrigar el saco conjuntival, como en la eliminación de un cuerpo extraño o en los primeros auxilios de lesión  causada por productos cáusticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>