«

»

oct 09

Exploración en el niño. Agudeza visual y refracción.

Agudeza visual en el niño

Agudeza visual en el niño

La capacidad de identificar correctamente una forma o una orientación se denomina agudeza visual, esta se desarrolla desde el nacimiento y evolucina con la edad de forma rápida durante los primeros cuatro años, consolidandose hasta los diez a doce años en el que se estima que acaba el desarrollo visual.

Los test utilizados para estimar la agudeza visual tienen que adaptarse a la capacidad de respuesta dependiendo de la edad y considerar cada ojo por separado.

En la etapa preverbal, que incluyen niños menores de tres años, estos no pueden contestar a ningún test, por lo que dar un valor de la agudeza visual es dificil. En estos casos se obtiene una estimación de su valor, observando la conducta del niño al ocluir alternativamente un ojo u otro. En estos casos si la visión de los dos ojos son parecidas el lactante o niño no protestará al tener ocluido cualquiera de los dos ojos, si por el contrario tiene una agudeza visual disminuida en uno de los ojos, el lactante llorará o intentará quitar la oclusión del ojo sano. En estos casos se sospecha de patología ocular, ambliopía o error refractivo.

Los métodos objetivos de estimación de la agudeza visual incluyen el nistagmus optocinético (NOC), potenciales evocados visuales (PEV) y el test de visión preferencial.

En el nistagmus optocinético se representa unos estímulos mediante líneas o símbolos de tamaños variables tomando como valor de la agudeza visual el más pequeño que provoque el nistagmus, mediante el ángulo visual subtendido por el objeto tendremos la medida de la agudeza visual.

Mediante los potenciales evocados visuales se obtendrán respuestas variables.

En el test de mirada preferencial tendremos una serie de tarjetas con un orificio central a través del cual se observa dnde mira el niño. En estas tarjetas en uno de sus lados tienen un rayado vertical cuya frecuencia va disminuyendo en ciclos por centímetro, y se van presentando alternándolo a izquierda y derecha y disminuyendo la frecuencia hasta considerar la frecuencia más fina que puede discriminar el niño.

Etapa entre los 3 a 4 años. Los niños pueden contestar a test fáciles. En estos casos se pueden usar test tipo Pigassou. En visión próxima suele usarse el test de Rossano-Weiss.

Niños mayores de 4 años. Ya podemos utilizar el test de orientación de la E de Snellen. Es importante valorar la agudeza visual de forma lineal, ya que algunos niños son capaces de discriminar figuras aisladas, pero no lo pueden hacer en optotipos en línea.

El siguiente paso sería la evaluación, mediante la refracción, de la evaluación del defecto óptico del paciente. La dterminación de la refracción el niño se tiene que realizar preferentemente mediante ciclopejia, para evitar interferencias con la acomodación. El medicamento más utilizado para estos casos es el ciclopentolato. La refracción se evalua mediante retinoscopía, determinando la refracción mediante la dirección de las sombras que nos proporciona el instrumento.

La colaboración del paciente en esta refracción dependerá mucho de sus edad.

En general, se prescribe la corrección total que tiene el paciente bajo ciclopejia, aunque cada caso puede comportar sus particularidares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>